Por Siempre Orgullo y Prejuicio Foro

Foro sobre temáticas de Epoca, Libros, Películas, todo lo que se te ocurra y no se pueda conversar en el Blog
 
ÍndiceFAQRegistrarseConectarse
♦♦♦ NUEVA DIRECCION DEL BLOG http://forsiempreorgulloyprejuicio.blogspot.com/ ♦♦♦

Comparte | 
 

 La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen - Parte I

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
ulmo
Usuario Premium


Fecha de inscripción : 02/06/2011

MensajeTema: La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen - Parte I   26/6/2011, 8:56 am

Hola a todos Very Happy
Les traigo un nuevo fanfic de Mags, la genial creadora de El diario Supersecreto de Henry Tilney.
Este pondrá a prueba sus conocimientos sobre las seis novelas escritas por la grandiosa Miss Jane Austen queen



La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen
Parte I


Los Caballeros de la Armada Real
En donde empieza la defensa

Hubo un grito desde el mirador. “¡Alerta en cubierta! ¡Enemigo avistado a dos puntos de arco de babor!”

El primer teniente avanzó hasta la barandilla y levantó su catalejo. Luego de un momento dijo al guardiamarina: “Presente mis respetos al capitán y dígale que tenemos una situación que requiere de su atención”.

Pronto, el capitán se unió a su primer oficial, quien le entregó al capitán su catalejo. El capitán observó un momento y entonces, dijo al teniente: “Nuestro viejo amigo”.

“Sí, señor. Y esa es la parte de la costa en donde las damas Dashwood han tomado una cabaña”.

“Nuestro deber es claro, Mr. Price. Él nos ha eludido antes, pero no lo volverá a hacer”. El capitán dio sus órdenes con rápida confianza. “Señal a la flota: enemigo a la vista, prepárense para atacar. Luego, volver a los cuarteles”.

La cubierta tomó vida, el toque del tambor de Marina y el agudo llamado del silbato del contramaestre, timbraban sobre las excitadas voces de los marineros y oficiales que corrían a sus estaciones de batalla. En pocos minutos, los objetos que estorbaban fueron apilados en la cala, las armas fueron cargadas y repartidas, y los Marinos se acomodaron a lo largo de la barandilla con los mosquetes listos para disparar.

Dos gritos de guerra se escucharon, uno a cada lado de la fragata; el Grappler a babor y el Asp a estribor, siguiendo el liderazgo del Laconia.

“Wentworth, Harville, y Benwick luchando juntos, otra vez”, dijo Mr. Price al guardiamarina. “El enemigo no tiene oportunidad”.

“¿Cree que obtendremos dinero como botín!”, preguntó el guardiamarina, quien siempre estaba pensando en un botín en dinero.

Mr. Price, quien necesitaba un botín en dinero tanto como cualquier hombre en la Armada Real, le lanzó una mirada desdeñosa. “Algunas cosas son más importantes que el dinero, Mr. Thorpe, y haría bien en recordarlo. Nuestro deber primordial es, siempre, defender a Miss Jane Austen”.

Mr. Thorpe asintió, debidamente reprendido.

Las órdenes iban y venían una tras otra, las banderas de señales subían y bajaban del mástil, y las tres naves dieron vuelta como una sola, para disparar al enemigo una andanada de costado.

Desde el mar surgió el horror: enormes tentáculos se retorcían y contorsionaban, su cuerpo tintado de un oscuro similar a las profundidades del océano, sus ojos bordeados de rojo y deslumbrando con la maligna alma contenida en su pestilente carcaza; entonces, se erigió hacia atrás para mostrar su boca, un horror picudo, abierto y aparentemente listo para devorarlos. Tentáculos que se contorsionaban, se lanzaron inexorablemente hacia las naves inglesas. Era una vista que podría arrancar el coraje de muchos hombres valientes; pero los bien disciplinados tripulantes del Laconia se mantuvieron en pie.

“¡Fuego a discreción!”, rugió Wentworth desde el puente.

Los tres flancos bramaron casi como uno, acribillando al enemigo con plomo. La criatura marina gritó de agonía; el agua se tornó roja mientras caía a pedazos, pero los disparos parecían sólo enfurecer a la bestia, no herirla. Dio un horrible grito, de otro mundo, y sus tentáculos se levantaron de nuevo, para agarrar, aplastar, destruir.

“¡Balas calientes, me parece, Mr. Price!”, vino la orden del Capitán Wentworth.

“¡Sí, Capitán!”. Mr. Price la transmitió; una sucesión de marineros subió baldes que contenían balas al rojo vivo y que habían sido calentadas con antelación. Las armas fueron cargadas cuidadosamente, el relleno bien mojado, para evitar que el calor de las balas hiciera explotar la bolsa de pólvora detrás de ellas.

Las naves volvieron, el Grappler a la cabeza, sorteando peligrosamente cerca de la criatura, que gritaba y ondeaba sus tentáculos, conduciéndola de vuelta con un flanco, mientras sus armas encontraban el blanco. El Asp la acribilló con muchos más disparos, y entonces el Laconia se acercó hasta el alcance de los tentáculos.

“¡FUEGO!” La voz del capitán rugió, y el Laconia se desvaneció en una neblina de humo al tiempo que un infierno salía de sus armas.

La criatura dio un estrangulado y agudo, grito final; trozos de carne caían en la cubierta, al tiempo que los oficiales y marineros por igual, corrían para esquivar ser golpeados. Luego de un momento, todo terminó, y la cubierta, al igual que el mar, quedó bañada por los mutilados y pestilentes pedazos de la criatura marina. Las gaviotas descendieron chillando al festín, y aletas de tiburón asomaron entre los detritus flotantes.

El teniente Price arrugó su nariz ante la vaporosa pila de carne en el puente.

“Huele como a marea baja”.

Algunos marineros empezaron a recoger la carne en bowls y canastas.

“Ni se les ocurra cocinar eso”, dijo el capitán. “No permitiré que apesten mi nave con eso”.

Los marineros, que habían estado buscando una variación en sus dietas y no les importaba la fuente, arrojaron a regañadientes los trozos de criatura marina por la borda, para las gaviotas y tiburones.

* * *

El Capitán Wentworth invitó esa noche a cenar, a bordo del Laconia, a sus dos compañeros capitanes y a muchos de sus oficiales, para celebrar la victoria. Su mayordomo trajo Oporto y cigarros para finalizar, y todos ellos accedieron generosamente.

"Un calamar gigante”, dijo el capitán Benwick. “¡UN CALAMAR GIGANTE! ¡Algún cabeza-hueca creyó que la Armada Real no podría despachar a un calamar gigante de las novelas de Miss Austen!” Bufó en su copa, que el Capitán Harville acababa de llenar.

“El enemigo se ha vuelto condescendiente”, dijo el Capitán Wentworth, enviando una gruesa pluma de humo de cigarro al techo. “Magnifican su pequeño éxito más allá de su valor, y olvidan que nosotros, los defensores, estamos siempre vigilantes”.

“Sí, señor”, dijo Mr. Thorpe, en voz alta y alzando su copa.

Harville rió, un poco ebrio. “Aún el jovencito sabe. ¡No hay poder en la tierra que pueda resistir el poder de la Armada Británica!” Hubo gritos de “¡Atención, atención!” mientras los oficiales levantaban las copas y brindaban por esa fina opinión.

El Capitán Wentworth se levantó, y todos se quedaron quietos mientras volteaban hacia su líder. “Esta noche, caballeros, celebramos nuestra victoria. Mañana, volveremos a nuestro deber: proteger las creaciones de Miss Austen de aquellos quienes las destruirían”. Alzó su copa. “Por Miss Austen”.

Todos se levantaron y gritaron a una voz: “¡Por Miss Austen!”

Afuera, todo estaba quieto, pero ellos sabían que el enemigo aún no había sido derrotado.

Con la participación de


* De Northanger Abbey, Capítulo 4: “Mrs. Thorpe llevaba sobre Mrs. Allen la enorme ventaja de ser madre de familia numerosa, lo cual le permitía hacer una prolongada disertación acerca del talento de sus hijos y de la belleza de sus hijas, dar cuenta detallada de la estancia de John en la Universidad de Oxford, del porvenir que esperaba a Edward en casa del comerciante Taylor y de los peligros a que se hallaba expuesto William, que era marino,”

Próximo episodio: Los Caballeros de las Fuerzas Armadas de Su Majestad.



El original está AQUÍ

NO OLVIDEN COMENTAR bounce bounce bounce
Volver arriba Ir abajo
el@
Admin


Fecha de inscripción : 09/05/2011

MensajeTema: Re: La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen - Parte I   27/6/2011, 11:15 pm

Querida Ulmo,

jaja Razz leí el titulo y pensé en La Liga extraordinaria (la película), después comencé a pensar en Capitán de Mar y Guerra, la peli con Russell C , no sé si la viste.

Después con lo del monstruo marino me dije el capitán Nemo!!!, solo por el bicho -claro, pero no sé porque tb me vino a la mente Piratas del Caribe no recuerdo cual Razz , drunken . Un abrazo y gracias por todos los detalles lindos que pones cheers
Volver arriba Ir abajo
ulmo
Usuario Premium


Fecha de inscripción : 02/06/2011

MensajeTema: Re: La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen - Parte I   1/7/2011, 5:04 pm

Querida el@ Very Happy
Me alegra que te haya gustado, procuraré irlos colocando semanalmente.
Si seguiste el link que aparece en

Citación :
despachar a un calamar gigante de las novelas de Miss Austen

te habrás dado cuenta de la causa de la lucha. affraid
Saludos
sunny
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen - Parte I   Hoy a las 2:53 am

Volver arriba Ir abajo
 
La Liga De Los Extraordinarios Caballeros Austen - Parte I
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Por Siempre Orgullo y Prejuicio Foro :: HEMOS DISCUTIDO... :: LECTURAS EN LINEA...-
Cambiar a: